top of page

Benjamín Olave, guía en formación de Casa de Niños

Primer educador de género masculino que se está formando en la Escuela de Formación Pucalán Montessori


Comencemos. Benjamín es un educador que se está formando actualmente en la Escuela de Formación Pucalán Montessori. Benjamín ¿en qué periodo estás?


En el periodo final te diría yo, en los últimos meses de formación.


Partamos entonces, ¿conocías antes la educación Montessori?¿Tenías algún prejuicio de su metodología o filosofía antes y que hoy puedas identificar?


Obviamente ya la había escuchado, que era diferente a lo tradicional, de hecho hice algún taller diario para saber de qué se trataba. Me parecía muy interesante la educación cósmica y algunos conceptos Montessori que se alejan del mundo tradicional. Y me hizo sentido la profundización que tenía. Siempre he estado en el mundo tradicional y he visto lo diferente que es en relación a la educación Montessori. El sistema tradicional chileno educacional carece mucho. y uno se lo topa día a día. Prejuicios siempre han habido. Tengo colegas que le hablas de Montessori y te hablan de la “educación libre”, que “los niños hacen lo que quieren”, que “no hay límites”, pero son personas que no conocen realmente ese método. Lo creen por prejuicio. Finalmente, yo que trabajo en el día a día en ello, el sistema tradicional es mucho más caótico y desordenado.


Que interesante, y actualmente ¿trabajas en el área de la educación Montessori?


Montessori no, intento aplicar cosas dentro de mi área que es ed. física. Actualmente trabajo en el colegio Pedro de Valdivia en Quilín, colegio que es bastante cercano al mundo tradicional, se rige por las planificaciones, objetivos y programas del Ministerio de Educación. Es cercano a lo tradicional, y es muy diferente la realidad que yo practico en comparación a la educación Montessori.


¿Igual intentas aplicar algunas cosas Montessori?


Sí, dentro de lo que se me permite, pero obviamente las variables externas como el número de estudiantes, el cómo funcionan los cursos en sí mismos, es un caos constante. Yo he hecho prácticas Montessori y es totalmente diferente la forma de trabajo. Los profesores, en el mundo tradicional, intentan “parchar” ciertos problemas, que no quede “la embarrada”, pero aprendizaje significativo de los estudiantes es difícil de ver en el mundo tradicional. Obviamente uno intenta pero está muy lejos de lo que es la realidad general Montessori.


Y con respecto a las sesiones de formación ¿te has sentido tranquilo, te has podido expresar y participar con tranquilidad?¿te ha motivado?


Sí ha sido super bueno el proceso, yo tuve la suerte que me tocó un grupo pequeño, 6 personas, entonces el aprendizaje es mucho más personalizado, tenemos mucho tiempo para hacer reflexiones más profundas y consultar cosas específicas. Es un un grupo muy curioso entonces profundizamos en varias cosas. He podido sentirme bastante cómodo.


Y con las educadoras formadoras…


Sí todo bien, mucha motivación y se valora el hecho de que todas están buscando un sentido en lo que hacen, que es un poco lo que se pierde en la educación tradicional. Hay un sentido en el que se puede construir mucho. La labor de las educadoras que me han tocado ha sido super, se nota mucho la experiencia que tienen, la profundidad a la que llegan y la claridad de lo que hacen, tienen muy claro el objetivo de cada cosa, para qué, en qué momento, es muy redondo el proceso.


Buenísimo, y ¿ha influido este proceso de formación en tu ánimo y/o energía como educador? Si ha despertado ánimos nuevos..


Si, bueno yo soy joven y tengo mucha curiosidad. Estoy tratando de buscar cosas que me hagan sentido. Entré a la formación porque me hacía mucho sentido para mi vida. Trabajo mucho en niveles pequeños pero en el sistema tradicional, y puedo analizar con mayor profundidad ciertas fallas y soluciones, y ver de más cerca el trabajo o la diferencia entre la educadora de párvulo del sistema tradicional y las guías de casa de niños Montessori, en la que la profundidad, herramientas y el sentido de la educación Montessori, es radicalmente superior a lo que se tiene en el sistema tradicional. Claramente las intenciones de las profesionales son y pueden ser las mismas, pero se nota mucho la diferencia.


Mira… y ¿en qué sientes, o crees, que la educación Montessori aporta en mayor medida a los niños y niñas? dentro de todas las cosas que podría aportar…


Yo creo que lo principal es que le da un sentido a sus vidas, esta esa visión del sentir del para qué tú estás en el mundo. Muchas veces un chico del sistema tradicional llega a los 18 años y no sabe qué hacer ni para dónde ir. Entonces es super conflictivo para él, salir al mundo con poca autonomía y sentido. Es un mundo super academicista e industrializado. Acá (educación Montessori) por lo menos yo se que la niña y el niño de chicos van teniendo una coherencia, entran y siguen un proceso coherente, está conectado el trabajo entre Taller I y Casa de Niños. En el sistema tradicional pasa mucho que cambia un curso, cambian las profesoras y cambia todo para el niño, y después a otro, y luego a otro y así. Lo veo día a día. Acá (en la educación Montessori) se nota que a los niños se les desarrolla desde pequeños.. 2, 3, 4, 5, y 6 años, autonomía, respeto, el entender el respeto por el otro. Hay niños de 10 años Montessori que tienen una conciencia y respeto mayor al de 18 del sistema tradicional. Lo comparo en base a mi trabajo. Es triste y al mismo tiempo potente.


Que niños de 3 a 6 años sean capaces de quedarse sentaditos en la línea, y no por obligación ni por reto, sino porque entienden, poco a poco, que hay un sentido en eso. Que hay un sentido de comunidad, que si lo rompes puedes pasar a llevar al otro. Tiene consecuencias. Se dice que la educación Montessori es libre pero en realidad tiene consecuencias. La guía Montessori está para recordarte y decirte las consecuencias de tus actos. No un castigo, es una consecuencia lógica; si tu hablas en la línea, lamentablemente tendrás que salir un rato, hablar con la guía, hasta poder estar de nuevo en ese espacio de forma tranquila. Es impresionante como niños de 3 a 6 años lo pueden hacer. La presencia de las guías de Casa de Niños es potente. Hay un lenguaje no verbal muy potente de las guías, es una presencia que se describe en sus acciones, en el vínculo con el niño y el respeto de ellos a su figura. Siguen al guía porque es un referente para ellos, cosa que en el sistema tradicional no sucede.


Bueno, felicitarte porque obviamente para nosotros es lindo que seas el primer hombre en formarte en filosofía y metodología Montessori en la Escuela de Formación Pucalán. Queríamos preguntarte ¿Qué se siente esto? ¿Tienes algún mensaje o reflexión en cuanto a ello?


Sí mira me enteré hace poco que era el primero. Efectivamente es poco usual en la educación temprana ver hombres. Incluso en las universidades, cuando entran hombres, las mismas profesoras educadoras les recomiendan salirse de la carrera porque no hay mucho futuro allí, es super triste para ellos. Es difícil tener esa vocación, sabiendo que la realidad ya es compleja, y que la misma universidad te confirme y reproduzca eso. Los profesores tampoco lo dicen desde el mal, se lo dicen para hacerles un bien a esa persona que saldrá el día de mañana y se le cerrarán miles de puertas por ser hombre. El colegio que recluta a un profesional educador para niños entre 3 y 6 años obviamente elegirá una mujer, por todo un tema cultural del país, y estamos lejos de alcanzar la normalización de que un hombre puede estar a cargo de niños. Pero en Chile es complejo, yo me pregunto si fuese papá el día de mañana y metiera a mi hijo en cualquier colegio, y tengo la opción de elegir a un guía.. mm es complejo, elegiría a una guía mujer quizás. Algo que también entiendo finalmente.


Yo actualmente me formo en Casa de Niños porque me hace mucho sentido lo que es la infancia, y para yo tener esas habilidades y trabajar en mi ámbito con niños. Sí el día de mañana se da la oportunidad de trabajar como guía, con una persona, en Casa de Niños, sería genial y un desafío. Si bien es muy bonito para mí formarme en esto y aplicar las herramientas día a día, es triste la realidad cultural del país que lamentablemente es muy mal visto ver a hombres trabajando con niños.


Es un desafío cultural. Para ti y para la sociedad…


Y sí es curioso porque los niños no hacen la diferencia entre eso. No hacen ninguna diferencia entre un hombre y una mujer. Niños de 3 a 6 años que ven una persona, se fijan en cómo los tratan, cuidan y enseñan, y con eso se quedan, independientemente si es hombre o mujer. Culturalmente se entiende como un tema súper complejo y que ojalá avancemos como sociedad, pero falta todavía.


Y… ¿Cuáles son un poco tus expectativas con esta formación?


Yo actualmente estoy abriendo caminos, entonces estudio hartas cosas que me hacen sentido; educación Montessori, psicología… siempre estoy estudiando las cosas que me gustan. Yo principalmente quiero abrir puertas que en el futuro me permitan vivir una buena calidad de vida en cuanto al sentido. Si se abren las puertas de trabajar en un colegio Montessori para mí sería genial. La idea es nutrirme y abrir puertas que me hagan sentido.


Que lindo. ¿Qué opinas y cómo calificas el trabajo que está realizando la Escuela de Formación?


Sí, el trabajo de la Escuela, se nota una seriedad super importante. Hay muchos profesionales que pasan por procesos de formación de todo tipo, pero que carecen de la profundidad que hay acá, en cuanto a la coherencia que se arma. Hay un programa bastante ordenado, serio, profesionales con experiencia que hacen muy buen su trabajo. La relación entre las personas que se genera, en este caso de un grupo pequeño y presencial, donde nos vemos las caras, porque hoy en día está todo lo online también. Aquí se genera esa interacción humana y relación cercana propicia para el aprendizaje, es un plus de la formación dedicarle tantas horas a la formación. Se nota que es un equipo de formación que lleva muchos años en esto y realiza un proceso formativo que es lógico. Siempre con un sentido, una vocación y no desde querer ganar plata, que se yo, lo hacen por y para los niños. El sentido último y coherencia, en el armado de todo, es super profundo, y se nota la diferencia con otros tipos de formación. Se nota la profundidad y el impacto que tiene, no solo en mí, sino que en otras personas también. Puedo decir que la formación permite experimentar ese cambio siempre que tu estés abierto al cambio.


Por último Benjamín, 3 palabras de lo que es para ti la educación Montessori.


Autonomía, Paz y Amor, como palabra global.


Bueno Benja muchas Gracias por tus palabras, se logró! Un abrazo.


Gracias a ti.




17 visualizaciones0 comentarios

Comments


logo-CIEM-vertical (1).png
logo-fundación (1).png
bottom of page